Loading...
Loading...

Líneas de acción del COF de Madrid 2020

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González Díez, defendió una política farmacéutica realista que no esconda la realidad del sector y apueste por avances concretos en el terreno profesional y económico como mejor respuesta ante un escenario de incertidumbre máxima, marcado por un Gobierno central en funciones, prórroga presupuestaria y una dinámica que prioriza modelos más economicistas que asistenciales o la entrada de nuevos agentes externos en el mercado farmacéutico.

Avanzó los puntos concretos en los que está trabajando el Colegio: el proyecto de Ley de Farmacia, la anulación del cupón precinto en la dispensación, el análisis de costes de los servicios de guardia en la Comunidad de Madrid y la recuperación de algunos de los medicamentos de diagnóstico hospitalario.

Precisamente, este último punto centró buena parte de su intervención en la que alertó de una dinámica de «mercado a doble velocidad claramente perjudicial para los intereses de la farmacia española».

El Colegio pretende invertir esta situación y, para ello, está promoviendo distintos acuerdos con grupos de pacientes, como el colectivo LGTBI, o laboratorios que apuestan por su dispensación en farmacia, teniendo en cuenta que quien califica y clasifica los medicamentos en uno u otro grupo, de Uso o de Diagnóstico, es la Agencia Española del Medicamento, precisó el presidente.

En lo referente al nuevo marco legal de la farmacia, informó que el texto del proyecto de ley se encuentra en la Consejería de Sanidad a la espera de iniciar los trámites administrativos y de consulta pública. El Colegio ya ha dado los primeros pasos al reunirse con las asociaciones más representativas de los farmacéuticos madrileños para aprovechar la oportunidad de mejorar el texto en beneficio de los profesionales y pacientes.

Por otra parte, el Colegio volverá a pedir a la Consejería de Hacienda una nueva subvención de la VPN colegial, como la que ha disfrutado durante los últimos seis meses la farmacia madrileña y que ha permitido ahorrar 360 euros por farmacia, para amortiguar el coste del mantenimiento de la red que garantiza la seguridad de los datos de la receta electrónica de los madrileños.

El presidente también evidenció su malestar con «la falta de una orientación definida y estratégica en la política farmacéutica nacional. Falta más reivindicación, defensa de lo que somos y de lo que hacemos, de lo que aportamos al Sistema y de la satisfacción de nuestros usuarios», aseguró ante la Asamblea. Criticó, por ello, el Plan de Acción presentado por el Gobierno en funciones para fomentar los medicamentos genéricos y biológicos, ya que agrava la situación económica de las farmacias. Recordó así que casi la mitad de las dispensaciones de Madrid, el 47,5%, tiene un precio inferior a 3 euros.

 
Contacto Profarma Patrimonial
Contacta con nosotros y te responderemos lo antes posible.
Enviar